Newsletter

Irlanda establece un nuevo mecanismo simplificado de notificación de fusiones

3.11.2019

El pasado 29 de octubre de 2019 la autoridad de competencia de Irlanda (Competition and Consumer Protection Commission o “CCPC”) publicó un borrador de su nueva Guía de Notificación Simplificada en Operaciones de Concentración. Con esto, la agencia introdujo por primera vez este procedimiento de notificación, siguiendo la tendencia del resto de Europa sobre la materia. Entre las modificaciones introducidas por esta nueva guía se encuentra la facultad para que la agencia, frente a ciertos supuestos determinados, exija el cambio del procedimiento simplificado hacia el ordinario en cualquier momento de la investigación. 

El nuevo formulario introduce una opción adicional al sistema de notificación ordinario para aquellas compañías que busquen fusionarse y cuyas operaciones presenten menores riesgos para la competencia. Bajo este nuevo mecanismo dichas fusiones podrán ser notificadas mediante una versión más corta del formulario de notificación ordinario, reduciendo la cantidad de información que las partes están obligadas a entregar a la autoridad. 

Al igual que en sistemas como el europeo y el chileno, Irlanda posee un sistema obligatorio de notificación de fusiones. Sin embargo, antes de la introducción de esta guía, el país contaba con un solo mecanismo de notificación, es decir, toda compañía que proyectaba fusionarse debía completar en su totalidad un único formulario ordinario de notificación. Lo anterior, con independencia de si se trataba de una notificación obligatoria o voluntaria. 

Hace varios años que la CCPC venía considerando un cambio a su sistema de notificación. Entre sus objetivos se encontraba la reducción de tiempo y recursos invertidos en la revisión de aquellas operaciones que preliminarmente no presentan riesgos para la competencia. Además, la agencia buscaba homologar la regulación a la de la Comisión Europea y la mayoría de sus países miembros, de los cuales un 70% cuenta con procedimientos simplificados según un estudio realizado por la CCPC el año 2018. 

Según el informe de la agencia, desde el año 2016 el número de notificaciones recibidas ha crecido en forma constante. Para el 2018 las notificaciones habrían aumentado en torno a un 36% en comparación al año anterior y, durante el período 2016-2018, un 55% aproximado pudo haber sido revisada conforme a este nuevo procedimiento simplificado. 

La nueva guía de la autoridad irlandesa contempla tres supuestos para acogerse a una notificación simplificada. Una primera causal se da cuando no existe superposición o traslape entre las partes de la operación. La segunda ocurre cuando la participación de las partes en los distintos mercados no resulta apta para reducir sustancialmente la competencia. 

Si bien ambas hipótesis son similares a las que exige la regulación chilena, a diferencia de Chile, la nueva guía irlandesa contempla como tercera causal de procedencia de la notificación simplificada cuando la operación implique pasar de un control conjunto de una empresa hacia un control individual de la misma. Este último supuesto es coincidente con una de las causales para la aplicación del procedimiento simplificado de la Comisión Europea. La procedencia del sistema simplificado de notificación respecto de dicho tipo de operaciones se justifica en que, con anterioridad al perfeccionamiento de estas, las empresas que se pretenden fusionar ya tomarían decisiones de forma conjunta, por lo que la pérdida de independencia resultaría menor a otras hipótesis de concentración.

No obstante haber recogido la implementación de un mecanismo simplificado, la nueva guía de Irlanda contempla que la agencia de competencia tiene la atribución, en cualquier momento de la investigación, de exigir a las empresas notificantes que se sometan al mecanismo ordinario de notificación. En Chile, de acuerdo con el Reglamento del Ministerio de Economía del 2017, la agencia también puede exigir a las empresas presentar una notificación ordinaria, aunque se cumplan los requisitos de aplicación de la notificación simplificada.

Los casos en que la FNE puede hacer uso de esta facultad son similares a los que contempla la nueva guía irlandesa: mercados relevantes difíciles de definir, cuando no sea posible determinar adecuadamente las cuotas de mercado o casos en que una de las partes corresponde a un nuevo competidor, un competidor potencial o un titular de una patente importante. 

Además de estas causales, la nueva guía irlandesa señala que también podrá exigir el cambio desde una notificación simplificada a una ordinaria en el caso en que terceros efectúen presentaciones a la autoridad que aumenten la preocupación de la agencia por posibles riesgos a la competencia. Al respecto, el procedimiento de notificación de fusiones en Irlanda incorpora una etapa obligatoria de recepción de opiniones de terceros interesados en la operación, independiente de la fase o profundidad de la investigación a la que llegue la agencia de ese país. 

En Chile en cambio, esta causal no se encuentra presente en el procedimiento que lleva adelante la FNE cuando revisa operaciones de concentración. Lo anterior, dado que la recepción de presentaciones de terceros solo se encuentra contemplado para la eventualidad de que la FNE abra una segunda fase de investigación, cuando considere que la operación bajo revisión podría reducir sustancialmente la competencia. 

Enlaces relacionados:

CCPC – Comunicado de prensa. Ver aquí

CCPC – Consulta Publica noviembre 2018. Ver aquí

CCPC – Reporte fusiones y adquisiciones año 2018. Ver aquí

JEU