Newsletter
fusion opticas

EssilorLuxottica/GrandVision: Detalles de la decisión de la FNE en fusión de ópticas

4.08.2021
Claves
  • Revisamos en detalle la decisión de la FNE que aprobó en Fase II y con medidas de mitigación la adquisición de la totalidad de la participación de GrandVision (Rotter & Krauss) por parte del grupo óptico EssilorLuxottica (GMO, Econópticas, Laboratorios Megalux), pero con el compromiso de desinvertir en las actividades chilenas de GrandVision en Chile realizadas a través de la marca Rotter & Krauss y otros compromisos complementarios del tipo conductual.
  • Durante la primera etapa de investigación, las partes ofrecieron a la FNE desinvertir en dos cadenas ópticas de EssilorLuxottica a objeto de descartar la existencia de riesgos horizontales o verticales en el mercado nacional. Sin embargo, la FNE las consideró insuficientes para evitar una reducción sustancial de la competencia.
  • La investigación de la FNE detectó riesgos unilaterales horizontales en el mercado minorista de productos ópticos en el segmento de cadenas ópticas, principalmente por la cercanía competitiva entre GMO y Rotter & Krauss.
  • La Fiscalía concluyó que habría riesgos verticales vinculados al bloqueo de insumos en contra de las ópticas independientes y la entidad desinvertida, sin que se adviertan contrapesos capaces de mitigar este riesgo. Además, la FNE evaluó el posible riesgo de uso anticompetitivo de información comercialmente sensible de la entidad desinvertida por parte de EssilorLuxottica, a través del laboratorio Megalux Chile.
  • En respuesta a estos riesgos, las partes ofrecieron nuevas medidas de mitigación, consistentes en la recompra de Rotter & Krauss y su laboratorio por parte de Hal, excluyendo a esta óptica de la operación global, previniendo así una concentración en el retail óptico chileno. Estas medidas fueron consideradas efectivas y proporcionales para impedir que la operación reduzca la competencia en el mercado nacional.
Keys
  • The Chilean Competition Authority (FNE) approved in Phase II and with remedies the acquisition of GrandVision (Rotter & Krauss) by the optical group EssilorLuxottica (GMO, Econópticas, Megalux Laboratories), but with the commitment to divest GrandVision’s Chilean operations under the banner Rotter & Krauss and other complementary behavioral remedies.
  • During the first stage of the investigation, the parties offered to the FNE to divest in two optical chains of EssilorLuxottica to rule out the existence of horizontal or vertical risks in the domestic market. However, the agency considered them insufficient to avoid a substantial lessening of competition.
  • The FNE investigation found potential horizontal unilateral risks in the retail market of optical products in the optical chain segment, mainly due to the competitive proximity between GMO and Rotter & Krauss.
  • The Prosecutor’s Office concluded that there would be vertical risks linked to input foreclosure against independent opticians and the divested entity, without any counterweights capable of mitigating this risk. In addition, the FNE evaluated the possible risk of anticompetitive use of commercially sensitive information of the divested entity by EssilorLuxottica, through the Megalux Chile laboratory.
  • In response to these risks, the parties offered new mitigation measures, consisting of the repurchase of Rotter & Krauss and its laboratory by Hal (carve-out), excluding this unit from the global operation, thus preventing a concentration in the Chilean optical retailer. These measures were considered effective and proportional to prevent the operation from lessening competition in the domestic market.

Meses atrás, el 9 de abril, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobó en Fase II y con medidas de mitigación la adquisición de la totalidad de la participación de Hal en GrandVision NV por parte del grupo óptico EssilorLuxottica S.A., excluyendo de esta operación internacional las actividades que realiza GrandVision en Chile a través de Rotter & Krauss y sujeta a ciertos compromisos complementarios del tipo conductual.

Habiendo conocido el texto íntegro de la resolución de la institución y del informe técnico de la División de Fusiones, pudimos revisar en detalle sus distintos aspectos. La decisión significó, en los hechos, excluir los efectos en Chile de una operación de escala global, tal como enfatizó Ricardo Riesco, máxima autoridad de la FNE, en un seminario de la UAI (ver Nota CeCo aquí).

La investigación de la FNE -de larga extensión- evaluó la existencia de riesgos horizontales en la provisión minorista de productos ópticos y riesgos verticales de bloqueo de insumos en el aprovisionamiento mayorista de armazones, anteojos de sol y de servicios de laboratorio para el procesamiento de lentes semiterminados. Adicionalmente se evaluó el posible riesgo de uso anticompetitivo de información comercialmente sensible.

Inicialmente, la operación entre ambos grupos implicaba la concentración entre EssilorLuxottica (con marcas tales como GMO, Econópticas, Place Vendôme, Ray-Ban y el laboratorio Megalux Chile) y GrandVision, que a nivel local opera principalmente a través de la marca Rotter & Krauss.

Aunque en la primera etapa de la investigación (Fase I), las partes habían incluido una serie de propuestas de mitigación que implicaban medidas de desinversión, la Fiscalía las consideró no aptas para mitigar los riesgos identificados preliminarmente.

En respuesta, las partes presentaron un nuevo paquete de medidas en Fase II, modificando de manera importante la operación ya que, en los hechos, las partes estarían desistiendo de llevar a cabo la operación a nivel minorista en Chile. La FNE concluyó que estas medidas ofrecidas en Fase II resultaban suficientes y proporcionales para mitigar los riesgos de competencia identificados.

El caso es un buen ejemplo de cómo una misma fusión u operación de concentración, que tiene una dimensión multijurisdiccional en razón de su alcance global, puede ser evaluada de forma disímil por las agencias de competencia, dependiendo de las especificidades de cada mercado local.

Entendiendo la industria de las ópticas

La industria óptica se organiza en diversos eslabones, comenzando por las empresas dedicadas a la producción de los insumos ópticos a gran escala, por lo que sus unidades de producción están ubicadas en el extranjero, careciendo de instalaciones a nivel nacional. Dependiendo del nivel de terminación de fábrica del producto, los lentes se clasifican en lentes de stock – “listas para usar”, de producción más masiva y económica- y en lentes semiterminados, que corresponden a un cristal en bruto que necesariamente debe ser procesado en un laboratorio óptico para su uso. Estos últimos involucran un proceso de terminación complejo y, por tanto, costos de producción más elevados. Para los anteojos de sol se usan lentes sombreados no correctivos. Luego, los lentes deben ser ensamblados sobre un marco ergonómico o montura denominados armazones de prescripción.

En el nivel intermedio de la cadena de valor se encuentran, por un lado, los laboratorios ópticos y, por el otro, los distribuidores mayoristas, ambos encargados de la distribución y comercialización en volumen de los diversos productos ópticos a nivel nacional. Los lentes semiterminados son importados exclusivamente por laboratorios ópticos que realizan el proceso de terminación o acabado de los cristales por encargo de las ópticas que, una vez montados en los armazones de prescripción, dan lugar a un anteojo óptico. Los lentes de stock son importados tanto por laboratorios ópticos como por distribuidores mayoristas, quienes pueden contar con la representación de marcas internacionales con derechos sobre marcas propias y con productos sin valor de marca.

Finalmente, en el último eslabón se encuentra el retail óptico que comercializa una gama amplia de productos ópticos. Entre ellos se encuentran anteojos ópticos, anteojos de sol y lentes de contacto, además de líquidos de limpieza y otros accesorios, todos comercializados a clientes finales a través de distintos canales. Aquí es posible distinguir a las cadenas ópticas, que operan en múltiples puntos de venta, preferentemente en centros comerciales; y ópticas independientes, que cuentan con un número más reducido de locales en ciertas zonas geográficas y, en su mayoría, con una oferta de productos genérica o sin valor de marca.

Otro aspecto a destacar en la industria es el alto nivel de integración vertical existente en esta industria. Las cadenas ópticas, a diferencia de las ópticas independientes, suelen contar con sus propios laboratorios ópticos para la satisfacción de su demanda interna, aunque algunos de ellos tienen un modelo abierto a la comercialización con terceros.

Las partes de una transacción internacional

EssilorLuxottica es un grupo óptico a nivel mundial, integrado verticalmente. Su presencia en Chile se da tanto a nivel de laboratorios como minorista. En el mercado de retail óptico, el grupo es dueño de GMO, Econópticas, Place Vendôme, Sunglass Hut y Ray-Ban y la comercialización de lentes de stock y de servicios de procesamiento de lentes semiterminados ocurre a través del laboratorio Megalux Chile, de modelo abierto. Respecto a los armazones y anteojos de sol de marca, EssilorLuxottica es la única compañía internacional que cuenta con presencia local directa mediante su distribuidor Luxottica Chile, mientras que los otros fabricantes cuentan con acuerdos de representación de sus marcas con algunos actores de la industria como Ramón Valente, Optibrands, Atlantis y Mercavisión, etc.

Recordemos que Essilor y Luxottica operaban de forma independiente, pero en 2018 obtuvieron la aprobación de la misma FNE (entre otras agencias internacionales) para concentrar sus negocios, lo que significó que en Chile las cadenas de ambas compañías pasasen a conformar un mismo grupo (Ver Rol F 85-2018).

Por la parte vendedora, Hal es un holding empresarial de origen holandés, cuya presencia en la industria óptica chilena se da en la venta minorista de productos ópticos por medio de Ópticas GrandVision Chile Limitada -la entidad objeto de la operación-, principalmente a través de la marca Rotter & Krauss. Cuenta además con un laboratorio propio para el procesamiento de lentes semiterminados destinados al procesamiento exclusivo de la demanda que generan sus ópticas (de modelo cerrado).

Al tiempo de la decisión de la FNE, la transacción ya había sido revisada en otras jurisdicciones a nivel global, con resultados distintos por parte de las autoridades de libre competencia. Una decisión importante fue la de la Comisión Europea, en marzo del año 2020, donde el foco de la investigación estuvo en los potenciales riesgos a nivel de retail óptico y en los mercados de suministro mayorista de lentes ópticos y gafas. El visto bueno de la Comisión estuvo sujeta a una serie de condiciones como la venta de parte de sus tiendas en tres países europeos. Según han informado las mismas partes, la operación ya ha sido aprobada sin condiciones en Estados Unidos, Rusia y Colombia.

Medidas Ofrecidas en Fase I

Al inicio de la investigación (Fase I), las partes ofrecieron a la FNE desinvertir dos cadenas ópticas de EssilorLuxottica -las denominadas entidades desinvertidas-, incluyendo sus tiendas, marcas y activos relacionados (la identidad de las cadenas no es revelada en el informe). También se comprometían a suscribir a un acuerdo de suministro con la entidad desinvertida y a adoptar una serie de resguardos para evitar el traspaso de información comercialmente sensible entre la entidad fusionada y las desinvertidas. Todas estas propuestas fueron ofrecidas como medidas de mitigación a eventuales riesgos a la competencia (ver nuestro glosario sobre Remedios). Sin embargo, a partir del análisis de riesgos horizontales y verticales que se expondrá más adelante, la FNE consideró que las medidas ofrecidas en Fase I eran insuficientes..

Durante la investigación, la FNE realizó gestiones dirigidas a diversos actores de la industria óptica, entre los que se encuentran comercializadores minoristas de productos ópticos, cadenas ópticas con presencia predominante en centros comerciales y ópticas independientes que concentran sus puntos de ventas a pie de calle (o stand alone). Además, se realizaron visitas a los laboratorios de Megalux y Rotter & Krauss.

Riesgos Competitivos

En una extensa investigación, la FNE centró su análisis en la potencial existencia de riesgos unilaterales horizontales en el mercado minorista de productos ópticos. En este mercado relevante, la Fiscalía consideró la segmentación entre cadenas ópticas y ópticas independientes como mercados separados, dado que habría diferencias en cuanto a los motivos de compra de los consumidores y la percepción que éstos tienen de la propuesta de valor ofrecida por los distintos actores. Esta última consideración difiere de las conclusiones de la misma FNE, cuando investigó la fusión entre Essilor y Luxottica el año 2018 (Rol FNE F85-2017). En aquella investigación, se determinó que las ópticas independientes sí ejercen presión competitiva a las cadenas ópticas, basándose principalmente en los resultados del análisis de razones de desvío. Sin embargo, en esta oportunidad la FNE analizó con mayor profundidad la cercanía de las independientes y, a partir de aportes cualitativos, determinó que eran segmentos diferenciados. Por esa misma razón, sostuvo que, respecto al cálculo de desvíos, el desvío desde cadenas hacia ópticas independientes estaría sobredimensionado.

Adicionalmente, se consideró una segunda segmentación del mercado relevante según las siguientes categorías de productos ópticos: (i) anteojos ópticos y anteojos de sol conjuntamente; (ii) anteojos ópticos; (iii) anteojos de sol y (iv) lentes de contacto.

Para el análisis de riesgos verticales, la FNE centró su atención en el vínculo entre el retail óptico y el mercado relevante de servicios de laboratorio para el procesamiento de lentes semiterminados y la provisión mayorista. Además de considerar posibles riesgos de bloqueo de insumos y de clientes, la Fiscalía evaluó el posible riesgo de uso anticompetitivo de información comercialmente sensible de la entidad que sería desinvertida por parte de EssilorLuxottica. Tanto para los riesgos horizontales como verticales, se consideró un mercado relevante geográfico de alcance nacional.

Riesgos Unilaterales

Los riesgos horizontales unilaterales atendían a la concentración a nivel minorista que se generaría entre las cadenas ópticas GMO, Sunglass Hut y Ray-Ban, por una parte; y Rotter & Krauss y Solaris, por la otra. Lo anterior, considerando el eventual surgimiento de la entidad desinvertida conformada por dos unidades de EssilorLuxottica. Esta cercanía entre GMO y Rotter & Krauss, de hecho, ya había sido estudiada en la investigación que hizo la FNE sobre la concentración entre Essilor International y Luxottica Group, aprobada en 2018 (F85-2017).

Análisis Estructural

En el análisis de participaciones de mercado y umbrales de concentración la investigación evidenció que, post-operación, las partes alcanzarían participaciones de mercado de un 60-70% aproximadamente para cada segmento definido, superando a su vez los umbrales de concentración del Índice Herfindahl (HHI). Interesantemente, la entidad desinvertida obtendría entre un 20% y 30% del total de la oferta. Estos resultados se explican por la absorción del líder de mercado (Rotter & Krauss) en cada una de estas definiciones salvo anteojos de sol, el único segmento donde no se superan los umbrales.

Cercanía Competitiva

Dada la presencia de bienes diferenciados a nivel de retail óptico, la FNE consideró más apropiado privilegiar un análisis de cercanía competitiva a objeto de entregar una visión más acertada de los efectos de la fusión en la industria.

En este punto, las partes indicaron que no existiría evidencia de que GMO y Rotter & Krauss fueran competidores particularmente cercanos. Sin embargo, la investigación de la Fiscalía arrojó conclusiones distintas. Tanto a partir del estudio interno cualitativo realizado sobre asociaciones entre las marcas ópticas como del cálculo de razones de desvío, la autoridad sostuvo que ambas cadenas ópticas eran las más cercanas entre sí. El desvío más relevante para GMO se producía hacia Rotter & Krauss y, a su vez, para Rotter & Krauss el desvío más importante ocurría hacia GMO.

Finalmente, a partir de los tests GUPPI Modificado y CMCR Modificado (sobre la explicación, ver nota aquí), la FNE concluyó que habría incentivos para que la entidad concentrada subiese los precios post-fusión.

Por su parte, el análisis de elementos de contrapeso por parte de la FNE -como la entrada, reposicionamiento o expansión de actores en el mercado, o que la operación generase eficiencias suficientes para mitigar los riesgos- desestimó que los mismos se presentasen.

Riesgos Verticales

Respecto a los riesgos verticales, si bien la investigación descartó un eventual bloqueo de clientes, consideró que la entidad fusionada tendría capacidad e incentivos para realizar un bloqueo de insumos en contra de las ópticas independientes y la entidad desinvertida, perjudicando las variables competitivas. En particular, EssilorLuxottica podría implementar una estrategia de bloqueo parcial de armazones y anteojos de sol de las marcas de su portafolio, para desviar ventas hacia la entidad resultante de la fusión y, similarmente, tendría la habilidad e incentivos de llevar a cabo una estrategia de bloqueo parcial de insumos del procesamiento de lentes semiterminados a través de su laboratorio Megalux.

La Fiscalía también analizó los riesgos vinculados al traspaso de información comercial sensible desde proveedores a relacionadas aguas abajo. Así, la entidad relacionada aguas abajo podría utilizar esta ventaja informacional para desalentar acciones pro competitivas o adelantarse a estrategias de sus competidores. La investigación mostró que, pese a la medida de desinversión, se mantendrían las relaciones de suministro de insumos entre la entidad y las unidades desinvertidas. En particular, se concluyó que EssilorLuxottica aún tendría flujo de información competitivamente sensible y estratégica de la entidad desinvertida a través del laboratorio Megalux, verificándose riesgos competitivos en esa dimensión.

Nuevas Medidas de Mitigación: Fase II

Las partes presentaron un nuevo paquete de medidas que establecía el compromiso de implementar un carve-out de las sociedades que GrandVision controla en Chile, a través de una operación de transferencia del 100% de las acciones de estas entidades a Hal al cierre de la operación.

De esta forma, Hal quedaría como titular directo del control de Rotter & Krauss, restringiendo el alcance de la fusión en Chile al no adquirir en ningún momento EssilorLuxottica el control sobre dicha entidad y evitando, por tanto, los riesgos de una concentración horizontal tanto a nivel minorista como de laboratorios ópticos en la jurisdicción chilena.

Esta propuesta modifica de manera importante la operación ya que, en esencia, las partes se desistirían de llevar a cabo la operación a nivel minorista en Chile.

Para preservar la independencia y desempeño competitivos de Rotter & Krauss después de la adquisición, se incluyó un mix de medidas de suministro transitorias sobre ciertos insumos, la provisión de servicios de TI a Rotter & Krauss y medidas de limitación de acceso a información sensible y otras medidas que se hacían cargo de los riesgos verticales identificados.

Analizada la nueva propuesta, la FNE concluyó que las medidas propuestas resultaban idóneas para abordar los riesgos de la adquisición, siendo cada uno de los compromisos factibles, comprensivos y claros para permitir una adecuada fiscalización.

Esta resolución por parte de la autoridad chilena marca un punto de divergencia no menor respecto de otras jurisdicciones ya que, en los hechos, se excluye a la jurisdicción chilena de esa operación debido a los remedios aplicados. En otras oportunidades, el Fiscal Nacional Económico Ricardo Riesco ha mencionado que, si bien la FNE mantiene una relación estrecha y fluida principalmente con la Comisión Europea y la Federal Trade Commission de Estados Unidos, el análisis de fusiones no debe dejar de considerar las especificidades del mercado local, aspecto que podría llevar a resoluciones distintas.

Con esta aprobación por parte de Chile y la más reciente aprobación con medidas por parte de la autoridad en Turquía, las partes han informado que se han obtenido todas las aprobaciones regulatorias para el cierre de la transacción.

Enlaces Relacionados

Informe de Aprobación – Rol FNE F220-2019

Informe de Resolución

Daniel Redel S.