¿De 4 a 3 operadores de telefonía móvil?: EE.UU. aprueba fusión entre T-Mobile y Sprint

18.10.2019

El pasado 16 de octubre, la agencia de telecomunicaciones de Estados Unidos (Federal Communications Commision o FCC) aprobó con voto dividido la propuesta de fusión entre T-Mobile y Sprint, el tercer y cuarto operador de telefonía móvil más grande de dicho país. La propuesta de fusión ya había sido aprobada por la división de competencia del Department of Justice (DOJ), sujeto a un compromiso de venta de activos de ambas empresas para posibilitar la entrada de un cuarto operador. Las compañías aún deben enfrentar una demanda por parte de 13 estados en contra de la fusión.

La propuesta de fusión -anunciada por las compañías en abril de 2018- se encuentra valorada en más de 26 mil millones de dólares. Luego de concretada la operación, la empresa fusionada contará con más de 126 millones de clientes en todo Estados Unidos (aproximadamente 30% de los suscriptores minoristas a nivel nacional), acercándose a sus rivales AT&T (141 millones de clientes) y Verizon (150 millones de clientes).

Según información entregada por Reuters, la decisión de la agencia de telecomunicaciones habría sido tomada con votos favorables a la fusión por parte de tres comisionados del partido republicano y dos votos en contra de los integrantes demócratas.

Según señaló el presidente de la FCC en un comunicado oficial de mayo de este año, el respaldo de los comisionados republicanos se basa en el compromiso asumido por ambas compañías para desplegar la red de tecnología 5G más grande del país y disminuir la brecha digital respecto de zonas rurales. Según la declaración, estas serían justamente dos de las principales prioridades de la agencia de telecomunicaciones en la actualidad.

En Estados Unidos, además de la aprobación de la DOJ en materia de libre competencia, la fusión de empresas de telecomunicaciones requiere el visto bueno de la FCC. Dicha agencia es la encargada de aprobar cada vez que una compañía de telecomunicaciones quiere traspasar una licencia sobre espectro radioeléctrico u otro activo de telecomunicaciones a otra compañía o adquirir una compañía que ya posea una licencia otorgada por la FCC.

La propuesta de fusión había sido aprobada por la división de competencia del Department of Justice de Estados Unidos en julio de este año. Con anterioridad la agencia había llegado a un acuerdo con ambas compañías para establecer medidas para mitigar los riesgos de competencia que conllevaría la fusión.

El acuerdo de la DOJ estableció un paquete de desinversión sustancial con el fin de permitir la entrada de un cuarto operador viable al mercado.

Como parte del compromiso, T-Mobile y Sprint se obligaron a desinvertir el negocio de prepago de Sprint a Dish Network Corp., un proveedor de televisión satelital con sede en Colorado. El acuerdo también  incluyó la venta de las licencias de Sprint sobre la banda de espectro radioeléctrico de 800 MHz, 20.000 sitios celulares y cientos de tiendas minoristas. T-Mobile también deberá proporcionar a Dish acceso a la red de T-Mobile durante un período de siete años, mientras que Dish desarrolla su propia red 5G.

Según la DOJ, el paquete de medidas de mitigación permitiría a Dish posicionarse como el cuarto operador principal de EE. UU., reemplazando al competidor que se eliminará una vez que T-Mobile y Sprint se fusionen. Además, el acuerdo facilitaría el despliegue rápido de múltiples redes 5G de alta calidad en beneficio de los consumidores y empresarios estadounidenses.

A pesar de la opinión favorable de las agencias de competencia y telecomunicaciones, la propuesta de fusión aún enfrenta una demanda presentada por un grupo de fiscales generales (general attorneys) del partido demócrata de 13 estados, encabezado por el estado de Nueva York. La demanda fue presentada en junio de este año, antes de que la FCC y DOJ tomaran su decisión final. Según los demandantes, la fusión elevaría los precios ofrecidos a los clientes de bajos ingresos en áreas rurales y urbanas, mientras que las medidas de mitigación propuestas no serían suficientes para mitigar estos riesgos de competencia.

La necesidad de establecer medidas para resguardar la existencia de cuatro operadores en el mercado de telecomunicaciones móviles es un tema que ha sido abordado recientemente en Chile. La discusión se ha enmarcado en el procedimiento de consulta iniciado en octubre de 2018 por la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia para revisar los límites máximos de tenencia de espectro radioeléctrico (Rol NC-448-18). En dicho procedimiento, la Subtel ha destacado que el mercado chileno ha demostrado ser más competitivo desde que existen cuatro operadores móviles en él. En esa línea, la subsecretaría ha solicitado al Tribunal establecer una regulación de límites máximos de tenencia de espectro que permita que operen al menos cuatro competidores creíbles en el mercado.

 

Enlaces relacionados:

FCC – Declaración presidente. Ver aquí

DOJ – Comunicado de prensa. Ver aquí

GCR – Nota de prensa. Ver aquí

Reuters – Nota de prensa. Ver aquí

FMR

-->