Newsletter

Los Principales Desafíos en la Industria Fintech para el Indecopi de Perú

24.11.2021
Claves:
  • En agosto de 2021 la Oficina de Estudios Económicos del Indecopi de Perú, publicó el Documento de Trabajo “El Rol del Indecopi y los Principales Desafíos en la Industria Fintech del Perú”.
  • Destaca cuatro beneficios de las Fintech: reducción de los costos de transacción y asimetrías de información; inclusión financiera; innovación y eficiencia; y desarrollo y crecimiento de las MiPymes.
  • La autoridad propone recomendaciones en materia de protección del consumidor, defensa y promoción de la competencia y protección de la propiedad intelectual.
  • Respecto a la defensa y promoción de la competencia, propone capacitar a las Fintech en la materia y difundir la Guía de Asociaciones Gremiales del Indecopi al interior de la Asociación Fintech y promover la elaboración de estudios de mercado.
Keys:
  • In August 2021, Indecopi published the working document “The Role of Indecopi and the Main Challenges in the Fintech Industry of Peru”.
  • Highlights four benefits of Fintech companies: reduction of transaction costs and information asymmetries; financial inclusion, innovation and efficiency; development and growth of MSMEs.
  • The authority proposes recommendations on consumer protection, defense and promotion of competition and protection of intellectual property.
  • Regarding the defense and promotion of competition, it proposes to guide Fintech companies in the matter and to propagate the Indecopi Trade Association Guide within the Fintech Association and to promote the elaboration of a market study.

La Oficina de Estudios Económicos del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), publicó su Documento de Trabajo N°2/2021 titulado “El Rol del Indecopi y los Principales Desafíos en la Industria Fintech del Perú”. El Indecopi es la autoridad de competencia encargada de la protección de consumidores, la competencia y la propiedad intelectual en Perú.

En el documento de trabajo se analizan las acciones tomadas por diversas jurisdicciones en América Latina, Norte América y Europa, para mitigar los posibles riesgos del ingreso y expansión de empresas Fintech –aquellas que proveen de servicios y productos financieros a través de plataformas y canales digitales-.

Cabe destacar que las Fintech, a través de un proceso de innovación disruptivo, impulsado por los grandes cambios tecnológicos en los últimos años, no pretenden reemplazar a la banca tradicional. Por el contrario, ofrecen productos y servicios en eslabones complementarios, dentro de la industria financiera.

Por un lado, el ingreso de las Fintech genera numerosos beneficios: mayor eficiencia e inclusión financiera, menores costos de búsqueda, trato personalizado, entre otros. Sin embargo, surgen también nuevos desafíos regulatorios: resguardar la estabilidad financiera y seguridad informática, proteger derechos de los consumidores, evitar conductas que afecten la competencia y el aprovechamiento indebido de la propiedad intelectual.

En este documento, una vez identificados los riesgos y las mejores prácticas llevadas a cabo por las autoridades internacionales, la Oficina de Estudios Económicos del Indecopi propone seis recomendaciones en materia de protección al consumidor, tres en materia de defensa y promoción de la competencia y tres en materia de protección de la propiedad intelectual.

La industria Fintech y sus principales beneficios

Como consecuencia del rápido progreso tecnológico en las últimas décadas, el ingreso de la tecnología en el sector financiero es un fenómeno ya bastante consolidado.

A grandes rasgos, el Estudio identifica cuatro beneficios de incorporar modelos de tecnología financiera en la economía.

(1) Reducen los costos de transacción y las asimetrías de información.

Por un lado, el sistema financiero tradicional incurre en altos costos fijos para cumplir con los requisitos mínimos establecidos por la regulación –por ejemplo, requerimientos mínimos de capital y reservas-. Asimismo, también enfrenta problemas de asimetrías de información y altos costos para identificar proyectos rentables. Lo anterior se debe, en gran parte, a la informalidad en la economía y el bajo desarrollo y utilización de servicios de análisis de información, al menos en Perú.

Por el contrario, las Fintech automatizan el proceso de evaluación a través de algoritmos, lo que disminuye los costos operativos, elimina el costo de infraestructura física para atender a clientes y realizar trámites, disminuye el tiempo de evaluación y aprobación de solicitudes, y son más eficientes en la selección. Todavía más, utilizando la tecnología de big data pueden monitorear constantemente a los clientes y sus patrones de consumo, lo que les permite ofrecer productos más personalizados.

(2) Fomentan la inclusión financiera.

En términos generales, en Perú se observan bajos indicadores de inclusión y educación financiera. Los principales obstáculos que enfrentan las Fintech se relacionan con normas culturales o sociales y barreras en la alfabetización financiera y digital.  En particular, según el Banco Mundial, un 43% de la población adulta en Perú dispone de una cuenta bancaria (2017), mientras que en América Latina y el Caribe la cifra asciende a un 55%.

No obstante, las Fintech son una herramienta que puede contribuir a atender a grupos o segmentos excluidos o sub-atendidos por los intermediarios financieras tradicionales, con un trato personalizado y menores comisiones. Es más, de acuerdo al documento comentado, el contexto de la emergencia sanitaria por COVID-19 ha proporcionado nuevas oportunidades para impulsar la inclusión financiera.

(3) Innovación y eficiencia

La innovación –en este caso, la tecnológica– es considerada uno de los motores del crecimiento de una economía: aumenta la productividad y eficiencia. Todavía más, la innovación en medios alternativos obliga a los mercados tradicionales a mejorar su propuesta, para mantener su competitividad.

(4) Desarrollo y crecimiento de las Pymes

Las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) juegan un papel fundamental en la estructura productiva de la economía, en el empleo, contribuyen a disminuir la pobreza e incrementar el bienestar.

El crecimiento de las Fintech presenta nuevas oportunidades para las MiPymes, toda vez que permiten una gestión rápida, automatizada y a menores costos. Facilitan el financiamiento, impulsan el crecimiento del sector bancario, proporcionan datos útiles sobre clientes, analizan los riesgos de forma innovadora y ofrecen liquidez con más flexibilidad y eficiencia (Greg Da Re, 2015).

Es más, la heterogeneidad de MiPymes dificulta a la banca tradicional en ofrecer productos adecuados a sus necesidades. Por el contrario, las empresas Fintech pueden proveer de servicios personalizados que fomenten el crecimiento de las MiPymes.

Según un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo y Finnovista el año 2018 en América Latina, un 41,3% de las Fintech están dirigidas a consumidores o Pymes excluidos o subatendidas por los servicios financieros tradicionales. Tendencia que revela que las Fintech pueden posicionarse como una alternativa de inclusión financiera.

Aspectos regulatorios en América Latina y el Perú

El documento revisa el marco regulatorio en México –considerado el país más avanzado-, Brasil, Colombia, Argentina y Chile. A grandes rasgos, cada uno de los países tiene alcances distintos –según los servicios dentro del perímetro regulatorio- y varios de ellos han creado agrupaciones y plataformas que fomentan la innovación, que guían y apoyan a los emprendedores.

En Chile, el marco normativo, a la fecha de elaboración del documento, se encontraba en desarrollo. Sin embargo, en septiembre de este año, el Presidente Sebastián Piñera presentó un Proyecto de Ley Fintech (ver nota CeCo, aquí), enfocado en dos grandes áreas: la regulación de servicios financieros tecnológicos y la implementación de un Sistema de Finanzas Abierto.

En Perú, la Asociación Fintech Perú, en conjunto con la firma Vodanovic Legal, agruparon a las empresas en 12 categorías, según el tipo de negocio.

Tabla 1: Clasificación empresas Fintech en Perú
Pagos y transferencias: envíos de dinero. Incluye facilitadores de pago.Financiamiento participativo: préstamos de dinero en pequeñas cantidades.Cambios de divisas.
Gestión de finanzas empresariales: plataformas para el manejo de recursos, activos y pasivos.Gestión de finanzas personales: plataformas para tomar mejores decisiones financieras y gestionar el dinero.Préstamos: financiamiento a través de plataformas digitales.
Mercado para préstamos y ahorros.Plataformas de criptomonedas.Insurtech: comercialización y contratación de seguros utilizando tecnologías.
Puntaje de crédito: evaluación y asignación de puntaje crediticio a personas naturales.Savings: plataformas que facilitan el ahorro de dinero.Inversiones: plataformas digitales que facilitan la toma de decisiones de inversionistas.

Algunas estadísticas de la industria (EmprendeUP y Sentinel, 2019) muestran que, de las 130 Fintech identificadas, un 24% de ellas se relacionan con operaciones de pago y remesas, un 20% con financiamiento alternativo y un 19% de cambio de divisas.

El 86% de las empresas fueron registradas en el Registro Único de Contribuyentes y el 87% pertenecen a la región de Lima. Por último, el 55% de las Fintech registradas comenzó sus actividades a partir del año 2016.

En Perú, solo las actividades que ofrecen el servicio de financiamiento participativo financiero tienen una normativa aplicable (Decreto de Urgencia N°013-2020, y la Resolución de Superintendente N°045-2021-SMV/02).

La normativa, a grandes rasgos, establece los servicios que pueden ofrecer, las obligaciones y prohibiciones, disposiciones en caso de liquidación y disolución, responsabilidad de informar, entre otros.

Por último, la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (SBS) se encuentra elaborando un marco normativo para modelos novedosos y pruebas temporales, con el fin de “promover el desarrollo innovativo de productos y/o servicios”.

Recomendaciones en materia de protección al consumidor

En términos generales, algunos países de la región han creado normativas adicionales respecto de las Fintech –por ejemplo, México- mientras que otros han ampliado la regulación ya existente –como Uruguay-.

En materia de protección al consumidor, las recomendaciones de la Oficina de Estudios Económicos son:

  • Evaluar si la normativa actual protege a los consumidores en un entorno de servicios financieros tecnológicos.
  • Generar espacios de diálogo con los actores involucrados, tomando como referencia las prácticas de la región.
  • Evaluar los derechos y obligaciones establecidos en el Código de Protección y Defensa del Consumidor.
  • Fomentar la coordinación y participación entre autoridades supervisoras, para garantizar un accionar activo y eficaz.
  • Evaluar la implementación de canales de atención, que permitan el seguimiento y monitoreo continuo, en un contexto dinámico.
  • Impulsar campañas de concientización sobre el uso responsable y seguro, acompañado de educación financiera.

Recomendaciones en materia de defensa y promoción de la competencia

Si bien mayores niveles de competencia, como consecuencia del ingreso de empresas Fintech, generan múltiples y diversos beneficios –entre ellos, la eliminación de barreras que impiden la inclusión financiera y la reducción de asimetrías de información y costos de operación–, también surgen riesgos que podrían afectar la competencia (Tabla 2).

Tabla 2: Potenciales Riesgos de Competencia
RiesgosContexto
Restricciones que afecten el multi-homingLimitaciones a la interoperabilidad para reforzar la posición dominante y generar una red de clientes cautivos.
Fijación de precios o colusión algorítmicaAlgoritmos informáticos pueden promover la colusión, ya sea expresa o tácita al encontrar equilibrios no competitivos, detectar desviaciones, implementar acuerdos, etc.
Adquisición de competidores potenciales o de otros segmentosPlataformas digitales consolidadas con incentivos a adquirir competidores en etapa de desarrollo temprano para eliminar la competencia futura. Los actores verticalmente integrados podrían incurrir en practicas exclusorias de cierre de mercado.
Poder de mercado y ventaja de mover primeroMercados con fuertes efectos de red y economías de escala. Quien ingresa primero podrá adquirir poder de mercado y utilizarlo para impedir la entrada de nuevos competidores.
Restricciones de informaciónLa banca tradicional podría negar el acceso a información y datos de sus clientes. La denegación de acceso puede ser también a través de baja calidad del servicio o demoras en la negociación.

Varias autoridades de competencia, como, por ejemplo, la COFECE de México, FTC de EE.UU. y CMA del Reino Unido, han implementado unidades de monitoreo de los mercados digitales. Otro grupo de autoridades de competencia han elaborado estudios de mercado de la industria Fintech, como por ejemplo la CNMC de España y la Canada Competition Bureau.

Sin embargo, la experiencia muestra que la principal práctica implementada a la fecha es la elaboración de estudios que permiten identificar potenciales conductas anticompetitivas, barreras de entrada y proponer acciones que fomenten mercados más competitivos.

Por su parte, el Indecopi preparó un “Equipo de Trabajo de Economía Digital e Innovación”, para la coordinación y elaboración de propuestas vinculadas a la competencia en el sector.

En materia de defensa y promoción de la competencia, las recomendaciones de la Oficina de Estudios Económicos son:

  • Promover la capacitación de las Fintech en materia de libre competencia y difundir la Guía de Asociaciones Gremiales al interior de la Asociación Fintech.
  • Generar espacios de diálogo en la industria financiera, para identificar posibles barreras de entrada que enfrenten las Fintech y evaluar consideraciones de la banca tradicional.
  • Promover la elaboración de estudios de mercado.

Recomendaciones en materia de protección de la propiedad intelectual

Por último, la autoridad de competencia recomienda implementar estrategias que promuevan la protección de derechos de propiedad intelectual.

Entre los activos que pueden proteger las empresas Fintech se encuentran el registro y desarrollo de la marca, ya que otorgan un sello de distinción y diferenciación. Asimismo, en el caso del financiamiento de proyectos de negocio, existe el riesgo de apropiación ilegítima si el proyecto no se encuentra registrado.

Por otro lado, los algoritmos y las bases de datos se han transformado en activos intangibles muy valiosos para las empresas y existe un alto riesgo de apropiación. Es más, en la mayoría de los casos, las empresas Fintech no tienen conocimiento de que los activos intangibles pueden ser protegidos a través de derechos de propiedad intelectual ni las mismas autoridades han fomentado de manera activa la importancia de patentarlos.

En materia de la protección de la propiedad intelectual, las recomendaciones de la Oficina de Estudios Económicos son:

  • Elaborar una guía práctica sobre la protección de derechos de propiedad intelectual. En especial, en relación con los activos intangibles.
  • Iniciativas que promuevan el registro de marcas y protección de los activos intangibles.
  • Campañas de concientización sobre la importancia de proteger la propiedad intelectual.

Documentos relevantes:

INDECOPI – El Rol del Indecopi y los Principales Desafíos en la Industria Fintech del Perú

También te puede interesar:

Aurora Acevedo P.